sábado, 10 de agosto de 2013

Reservas internacionales venezolanas caen 23% en lo que va de 2013

Las reservas internacionales de Venezuela perdieron 6.786 millones de dólares entre enero y agosto de 2013, equivalentes a una caída de 23%, según datos publicados por el Banco Central de Venezuela (BCV).


Al inicio del año las reservas alcanzaban 29.750 millones de dólares, mientras que para agosto era de 22.964 millones de dólares.

Las reservas internacionales venezolanas, de las que 60% están denominadas en oro, finalizaron 2012 en 29.887 millones de dólares.

El gobierno considera que el nivel óptimo de reservas es de 30.000 millones de dólares y ha realizado traspasos a fondos especiales cuando ha superado esa suma.

Venezuela enfrenta en la actualidad una delicada situación económica, con la inflación más alta de América Latina, un acumulado histórico de 29% a julio de 2013, que el gobierno prometió controlar en los próximos meses.

Además, existe un férreo control cambiario que no logra cubrir la demanda de divisas, lo que frena la producción nacional y hace al país altamente dependiente de las importaciones de productos que escasean en el mercado.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que han sido "difíciles" sus primeros 100 días de gobierno y prometió vencer el "sabotaje económico", del que culpa a la oposición.
Precio del oro es una de las causas de la caída de las ganancias del BCV

Las fluctuaciones en el precio del oro y la baja de los ingresos en moneda extranjera, unos de los factores que impactaron las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV).

De acuerdo con los estados financieros del instituto emisor publicados este jueves, las ganancias pasaron de Bs. 17.187 millones en diciembre de 2012 a Bs. 7.851 millones en junio de este año. Esto significa una caída de 54,3% durante el período.

De ese monto, el BCV debe entregar al Fisco nacional Bs. 6.673 millones; es decir, Bs. 7.936 millones menos que en diciembre del pasado año.
Analistas consultados señalan que aunque hubo una devaluación de la moneda durante el período, lo que contribuiría a incrementar los recursos en bolívares del organismo, la caída de las ganancias obedece también a un menor ingreso de divisas al banco. Además de la baja en el precio del oro.

Víctor Olivo, exgerente de Estudios Económicos del BCV, explicó que las utilidades debieron estar afectadas por los ingresos por reservas internacionales, las cuales mostraron una tendencia hacia la baja de $3.949 millones en los primeros seis meses del año.

"Las reservas están cayendo y especialmente las que son invertidas en títulos, como las Letras del Tesoro de Estados Unidos, ya que el rendimiento de estos papeles es mínimo.
Para estos papeles la tasa de interés externa es muy baja, no llega a 2%. Además, que el stock de reservas debe rondar los $1.000 millones. Es decir, el banco debe estar teniendo casi cero ingresos por la colocación de reservas", explicó.

Olivo destacó que al no ingresar suficientes recursos en divisas, la porción que se tiene se debe trasladar a Cadivi para atender la demanda, además de los traspasos a los que está obligado.

Sin brillo

Ángel García Banchs, director de la firma Econométrica, señaló que los gastos del organismo han aumentado significativamente, ya que el BCV tiene como norma contable colocar como gasto las pérdidas por la disminución del valor del oro monetario.

"La reducción de las ganancias del BCV obedece básicamente a la caída en el precio del oro. El promedio del precio en los seis meses de 2013 es de $1.650 la onza troy, pero en junio ese valor pasó a $1.485", indicó.

Según el estado financiero del Banco Central, el valor del oro de las reservas internacionales registra una baja de 9,57% en seis meses. Esto significa una disminución de $1.913 millones en el monto valorado de las reservas de oro, al cerrar junio en $18.073 millones .

El organismo indicó que las existencias del oro monetario a junio totalizan las 11,82 millones de onzas troy. Desde octubre de 1999, el BCV recurre al precio de mercado y establece un promedio semestral para valorar el oro.

"Cuando hay devaluación, el BCV lo lleva al balance como ingreso, debido a las fluctuaciones cambiarias; pero cuando hay variaciones de precios de un activo como el oro, se lleva al gasto", explicó García Banchs.

Los estados financieros muestran que al cierre de junio los ingresos por fluctuaciones cambiarias fueron de 4.780 millones de bolívares.

Para siete días

De acuerdo con el balance del BCV, las disponibilidades de divisas cerraron en el primer semestre en $3.126 millones.

Los cálculos de García Banchs indican que este monto disponible en recursos en efectivo, equivale a siete días de la demanda total de divisas. Al mismo tiempo, equivaldría a 10 días de importaciones.

"La economía de Venezuela es como la de un hogar con cero recursos en el banco (reservas internacionales), con la tarjeta de crédito copada y poca capacidad de endeudamiento, pero con un papá y una mamá con un ingreso decente (altos precios del petróleo ). Si ese ingreso sube menos que la inflación , esa familia se mete en problemas, pierde poder de compra y tiene que apretar el cinturón. Esto a nivel macro se define como devaluación, aumento de impuestos y tarifas públicas y recorte del gasto", afirmó el director de Econométrica.

La carga del BCV


La transferencia de utilidades no ha sido suficiente para el Ejecutivo, por lo que las presiones sobre el instituto emisor para financiar al Fisco continuaron en los últimos años.

Como se recordará, luego de la solicitud del "millardito" del fallecido presidente Hugo Chávez, se creó la figura del Fondo de Desarrollo Nacional ( Fonden ), al cual el BCV debe transferir reservas.

Para ello, se crea el monto adecuado de reservas internacionales, por lo que todo lo que ingrese por encima de ese tope debe traspasarse al fondo.

A partir del año 2000, el Ejecutivo le comenzó a solicitar al organismo la entrega de utilidades cambiarias y, desde ese período, cada semestre procede al traspaso de las ganancias.

El organismo también ha otorgado asistencia financiera a empresas del Estado, principalmente a Petróleos de Venezuela. La industria recibió Bs. 178.600 millones hasta el pasado mes de junio; es decir, $28.000 millones al tipo de cambio de Bs. 6,30 por dólar .

Aunque la Constitución Nacional prohibe al BCV financiar políticas fiscales deficitarias, el Gobierno se encargó de ignorar este artículo al crear diferentes vías para que el instituto emisor sea una fuente de financiamiento fundamental de los proyectos que ejecuta.

"Todos los traspasos que se han hecho al Fonden nunca lo han colocado a capital , lo que es inaceptable contablemente. 


Los casi $45.000 millones que ha trasladado hacia el fondo sin contrapartida en bolívares es una pérdida para el banco.

Por lo que el patrimonio neto debe ser negativo. El Banco Central de Venezuela está quebrado, lo que pasa es que los bancos centrales no quiebran porque tienen la posibilidad de emitir recursos", acota Olivo.


AFP
http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/economia/reservas-internacionales-venezolanas-caen-23-en-lo.aspx?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter#ixzz2ba5XCeQe